Psicología y Rehabilitación

La rehabilitación puede definirse como una especialidad médica que abarca el conjunto de procedimientos médicos, psicológicos y sociales que ayudan a una persona a alcanzar el más completo potencial físico, psicológico, social, laboral y educacional compatible con su deficiencia fisiológica o anatómica y sus limitaciones medioambientales. La rehabilitación intenta mejorar o restablecer la salud. Esta, basada en el modelo bio-psico-social, debe actuar tanto en la causa de la discapacidad como en los efectos producidos por la enfermedad para aumentar la función perdida y así la calidad de vida.

Lo anterior confirma la importancia de la intervención a nivel psicológico en un campo donde sólo la atención al cuerpo puede no ser suficiente para mejorar la vida de una persona.

Los cambios físicos progresivos a raíz de un evento de salud (hereditario, congénito o por traumatismo y enfermedad), generan una imposibilidad o discapacidad en el funcionamiento normal de la persona. Esta tiende a experimentar cambios en el estado emocional, asociados a un malestar general y, como consecuencia, una serie de reacciones psicológicas que pueden influir en el status funcional y de bienestar físico, independientemente de la gravedad de la enfermedad. Este hecho afecta de manera importante todas las dimensiones que conforman la vida del sujeto (personal, familiar, social y laboral) e influye de manera determinante en el avance o retroceso de la rehabilitación física.

Es en este sentido donde radica la importancia de explorar las reacciones psicológicas y emocionales que podrían estar influyendo tanto en la etiología de la enfermedad como en su persistencia y/o degradación. Tales reacciones tienen incidencia, como se ha dicho, en el proceso general  de rehabilitación del paciente y en su bienestar general.

En muchos casos no sólo el  paciente requiere de atención psicológica, sino también sus familiares, pues estos van experimentar una serie de cambios en todas las áreas.  También los familiares influyen de forma importante en todo el proceso de la rehabilitación, por lo que es importante trabajar con ellos, asesorarlos y en algunos casos darles también atención clínica.

En la Clínica de Fisioterapia y Rehabilitación incluimos la valoración psicológica como parte de la valoración global, de forma prioritaria con pacientes de Neurología y Dolor Crónico o en aquellos casos en los que se detecta la necesidad. La valoración  nos permite  hacer una revisión general del estado psicológico del paciente y nos permite identificar si hay o no necesidad de atención en este sentido. El abordaje que efectuamos es multidisciplinario, por lo que la valoración e intervención psicológica es un aspecto más de la valoración y  del  tratamiento integral. Su función es dirigir el tratamiento y la rehabilitación de los pacientes de la manera más integral y óptima.

Las variables psicológicas inciden siempre, en alguna medida, de forma directa o indirecta, positiva o negativa, en todos los trastornos y enfermedades. Y a su vez, todos los trastornos y enfermedades, poseen repercusiones grandes o pequeñas, favorables o desfavorables en el ámbito psicológico.” (Casalod Royo Eva María)

Servicios del Área de Psicología

  • Valoración Psicológica.
  • Atención clínica, individual y de grupos. (niños- adolecentes- adultos).
  • Elaboración de charlas y talleres  dirigidos a los pacientes de la clínica y a sus familiares.
 
Volver